14 feb. 2013

Izalco y El Principito


Cuando vi el Izalco, en Sonsonate, El Salvador, me pareció una silueta conocida. Tuve la oportunidad en febrero 1997, con motivo de la estancia en la Universidad de Centro América (UCA), gracias a MM.

El Izalco había estado casi doscientos años expulsando lava. Cuando finalmente construyeron un resort para turistas (la erupción no era explosiva), el volcán dejó de emitir lava. El resort sigue, y el lugar es magnífico.


Cuando conocí parte de la vida de Antoine de Saint Exupéry, gracias al amigo Tola en Els accidents del Petit Príncep (31/01/2010), y supe que su mujer, Consuelo, era salvadoreña, pensé que era posible que se hubiera inspirado en el espectacular Izalco (entonces todavía emitiendo) para sus dibujos en El Principito. No soy la única a la que se le ha ocurrido.

El libro me lo hizo Gloria por primera vez, ¡como tantas otras cosas!

No hay comentarios:

Publicar un comentario